Recomendaciones

Te explicamos una serie de recomendaciones quiroprácticas.

Durante el día

No tenga prisa al hacer un esfuerzo o para los trabajos de casa. Aprenda a respirar al mismo tiempo y hacer las cosas de forma relajada.

Haga todo lo posible para mantener una actitud alegre y pensamientos positivos.

Evite movimientos violentos más allá de los límites normales, especialmente en el cuello.

Evite doblar demasiado la columna o cualquier trabajo por encima de la cabeza que exija un esfuerzo fuera de lo normal.

Cuando levante algo, mantenga la espalda recta, doble las rodillas y deje que sus piernas sostengan el peso.

Mantenga el objeto lo más cercano a su cuerpo.

Al estar sentado

Cruzar las piernas a nivel del tobillo, no a nivel de la rodilla. Al cruzarlas a nivel de la rodilla podría agravar la lesión de cadera existente.

En la cama

Evite dormir boca abajo. Las mejores posiciones son, boca arriba o de lado.

Debe dormir en un colchón firme, ni demasiado duro, ni demasiado blando, lo justo para mantener su cuerpo recto y que los hombros y las nalgas presionen el colchón.

La almohada no debe ser ni demasiado alta ni demasiado baja. La ideal es la de pluma que soporta la cabeza, para que las vértebras de la nuca estén niveladas con el resto de la columna. Pueden ser aconsejables las almohadas cervicales ortopédicas en algunos casos.

No debe leer ni ver la televisión en la cama, especialmente cuando tenga la cabeza apoyada en un ángulo agudo.

Para mejorar más rápidamente y obtener los resultados deseados.

Asegúrese de dormir lo suficiente (entre 6 y 8 horas) para permitir que su sistema nervioso descanse.

Tiene que beber por mínimo 1 1/2 litro al día de agua.

No sobre alimentarse. Si se siente cansado después de comer, reducir la cantidad de comida y comer cosas más ligeras.

Evite trabajos que requieran un esfuerzo excesivo o ejercicio fuerte justo después de la sesión.

Participe en ejercicios sencillos para reforzar su cuerpo, pero evite actividades que produzcan tensión y/o dolor.

Evitar frotar y tocar las zonas donde su doctor realiza los ajustes después de la visita.

Cuide su postura en cada momento, manténgase erguido.

Con todas estas recomendaciones usted prevendrá dolores de espalda, dolores de cuello y sus relevantes, como lumbalgia, ciática, hernia discal, dolores de brazos, dolores de cabeza, migrañas, vértigos, artrosis y fibromialgia.

Cumpla con las visitas que hemos programado. El plan de cuidado está programado cuidadosamente, así que si quiere mejorar, tiene que recibir sus ajustes Quiroprácticos regularmente, tomando parte activa en su recuperación.

Si tiene que cambiar o cancelar alguna cita, agradeceríamos que lo hiciera por lo menos con 48 horas de antelación para que otro paciente pueda aprovechar esa hora.