La quiropráctica

La Quiropráctica es la tercera profesión sanitaria del mundo. Su objetivo es prevenir y corregir las alteraciones de la columna vertebral.

La quiropráctica

La Quiropráctica no trata ninguna enfermedad, pero se concentra en un aspecto esencial para el mantenimiento de la buena Salud: El buen funcionamiento del sistema nervioso.

El doctor en Quiropráctica detecta y corrige, mediante precisos ajustes con las manos, las interferencias nerviosas denominadas subluxaciones vertebrales que impiden la transmisión correcta de los impulsos nerviosos entre el cerebro y el resto del cuerpo.

Libre de subluxaciones, el organismo puede utilizar mejor sus recursos para recuperarse, regenerarse y funcionar al máximo de su potencial.

Entre las funciones del doctor quiropráctico destacan los tratamientos de dolores de espalda, dolores de cuello y sus relevantes, como lumbalgia, ciática, hernia discal, dolores de brazos, dolores de cabeza, migrañas, vértigos, artrosis y fibromialgia, entre otros.