El principio

 

El principio quiropráctico o la filosofía quiropráctica se basa en la capacidad inherente de curación del organismo. El ser humano tiene una inteligencia innata que permite al cuerpo mantenerse vivo.

Principio quiropráctico

 

Esta fuerza vital se expresa a través del sistema nervioso y adquiere su máximo potencial cuando éste está libre de interferencias.

La quiropráctica y los doctores quiroprácticos tienen una filosofía muy diferente respecto a la medicina.

No utiliza fármacos ni cirugía. Si se tratan trastornos y dolores de espalda con medicamentos ya que las molestias desaparecerán por un tiempo, pero el problema interno continuará afectando al paciente.

El quiropráctico trata la causa de los problemas y deja que el cuerpo arregle las consecuencias por sí mismo ya sean dolores de espalda, dolores de cuello, lumbalgia, ciática, hernia discal, dolores de brazos, dolores de cabeza, migrañas, vértigos, artrosis, fibromialgia, etc.